Rolando A.

Las buenas intenciones no se traducen en acción si no las guía una mano firme.